Steve Cordony habla sobre inspiración en el diseño y momentos que cambian la vida

Para el Man About Town de esta semana, Rachelle Unreich se reunió con el estilista de eventos e interiores con sede en Sydney Steve Cordony, un hombre muy solicitado en el gran mundo malo del diseño de interiores.

No solo tiene seguidores en Instagram de cinco dígitos, sino que también tiene colaboraciones de productos en proceso, una lista de clientes que incluye a Lancome, Ralph Lauren e YSL, y una próxima tienda en línea para artículos que ha recogido en sus viajes. Tenga la seguridad de que está haciendo gran parte de esto mientras usa una chaqueta de fumar (tiene dos).

RU: ¿Siempre te gustó el diseño? ¿Tenías que tener el dormitorio de tu infancia así?
SC: Solía ​​hacer artes escénicas en la escuela y eso iba de la mano con ser creativo. Mi madre era decoradora de interiores y aprendí mucho de ella. Cuando tenía unos 15 años, esperaba a que ella saliera, y luego sacaba todos los muebles de la sala de estar, le cambiaba el estilo y lo volvía a poner como estaba antes de que ella llegara a casa.



Entré en diseño industrial al final de la escuela secundaria, pero lo dejé seis meses después porque era demasiado científico y duro. Un amigo me habló sobre Design Center Enmore, e hice un curso de Fundamentos de diseño que cubría una gran variedad de principios de diseño. Después de eso, hice un título de diseño de interiores de tres años.

RU: ¿Has pasado por un diseño que ahora odias?
SC: Como viajo bastante, cada vez que me voy vuelvo y tengo una opinión completamente diferente, ya sea Tokio o India. Puede dejarse llevar un poco. Tengo que retroceder y pensar que este no es un palacio turco temático.

Tomas algún elemento de esas comunidades y lo vuelves a verter. En la moda, tenía un overol y una etapa de cuadros de cuadros, pero me deshice de eso. También hubo una etapa de Quiksilver y surfie, aunque nunca he surfeado un día en mi vida. Todo mi guardarropa era Quiksilver, Mambo y Stussy, ¡imagínate!

RU: ¿Qué influye en su enfoque?
SC: Dos de mis mayores influencias serían los viajes y la moda. Tengo suerte de poder viajar un poco. Vuelvo con un punto de vista diferente cuando veo cómo viven otras culturas y cómo usan el color y el patrón. La moda cambia y evoluciona constantemente, y las diferentes tendencias van y vienen, pero van de la mano con los interiores.

Ahora hay una tendencia en la que muchos diseñadores de moda se están mudando a interiores, y eso es una gran inspiración. Ver un gran desfile de modas, a veces así es como comienzo un proyecto. Comienza con un concepto clave. El primer espectáculo que Raf Simons hizo para Dior: el tema de la película Dior y yo - Me encantó todo sobre eso, especialmente las flores. Los que ha hecho desde entonces también han sido irreales.

RU: ¿Qué consejo le daría a alguien que quiera renovar sus habitaciones?
SC: Creo que se trata de las pequeñas cosas. Obviamente, necesitas hermosos sofás y sillas de comedor, pero mucho de eso también está en los detalles. En mi casa, se trata del olor. Me encantan las velas aromáticas. Tengo un armario completo designado para cada vela que puedas imaginar.

Mis favoritas son Cire Trudon, Baies de Diptyque y Lime Basil and Mandarin de Jo Malone. Pero hay tantos. Los quemo todo el tiempo, 24 horas al día, 7 días a la semana, lo cual es malo. La gente me los envía, lo cual es bueno, ya que pueden ser costosos, algunos pueden costar $ 150.

También volvería a crear el ambiente y tener buena iluminación y hermosas toallas mullidas en el baño, y pequeños detalles como ese. Los accesorios más pequeños son realmente importantes. Los cojines pueden cambiar un sofá cada temporada, para que no tenga el mismo aspecto. Los libros serían otro pequeño lujo: libros de mesa que son hermosos, con personalidad y carácter.

RU: Dado que las velas son un gran problema para ti, ¿cuál es tu recuerdo olfativo más fuerte?
SC: Tengo dos. Siempre que viajo, obtengo una nueva colonia y luego, cuando la rocío, me recuerda a ese lugar. La última vez que compré el Oud Wood de Tom Ford en un viaje a África. Otro de los aromas más fuertes para mí es la gardenia: me trae recuerdos de la época navideña en casa con mamá y papá, cuando crecí en Sydney en North Shore.

“Salir del armario fue el punto en el que me sentí más cómodo conmigo mismo. Finalmente sentí que sabía quién era y hacia dónde me dirigía '.

RU: ¿Dónde amas en el extranjero?
SC: Estoy buscando trabajar en los Estados Unidos el próximo año, ya que Los Ángeles tiene un estilo de vida similar y hay una gran escena sucediendo allí. París es increíble: entras en una hermosa galería de allí y tendrán grandes piezas únicas que realmente hacen un espacio.

Es bueno ver diferentes comunidades de diseño en todo el mundo, pero definitivamente estamos allí.

RU: ¿Cómo describirías tu sentido de la moda?
SC: Me gustan las formas clásicas con un toque. En general, soy monocromático muy neutro: negros, blancos, grises, beiges y tal vez verdes suaves. Vivo en un sastre en Paddington llamado P. Johnson Tailors. Se trata de conseguir cosas que le queden realmente bien: un bonito pantalón, una gran chaqueta o blazer. Mis marcas favoritas son P. Johnson Tailors, Bassike, Jac + Jack, Tom Ford y Saint Laurent.

RU: ¿Quién es tu icono de estilo?
SC: Necesito pensar en uno nuevo, porque es un cliché, pero Tom Ford todo. El detalle de lo que hace es increíble. Todo es sobrio pero clásico, innovador y completamente chic. Me encanta disfrazarme, incluso en los aviones. No me pongo trackies. Es un poco más de la vieja escuela y un poco más glamorosa.

A veces me cambio en el avión, pero puedes usar un elegante suéter de cachemira con un bonito pantalón a medida. Si es algo a largo plazo, tomaría un chándal Acne para cambiarme. Pero por mucho que me encanta disfrazarme, también me encanta estar en casa en un conjunto cómodo con mi pareja de seis años y mi perro.

RU: ¿Tienes peleas sobre la decoración?
SC: Tenemos una regla simple: él hace el exterior y yo el interior.

RU: ¿Quién ha tenido la mayor influencia en tu vida?
SC: Probablemente mis padres. Mamá era decoradora de interiores. Papá era constructor. Crecí con ellos haciendo lo suyo y teniendo éxito y allanando el camino en términos de cómo dirigían su propia empresa.

RU: ¿Cómo te han cambiado las redes sociales a ti y a tu marca?
SC: Ha sido una influencia enorme. Instagram es lo más importante para mí: es casi un teclado visual y toda esta fuente de inspiración. Sientes que es tan tangible. He conocido a gente increíble a través de Instagram, como Jeffrey Alan Marks y Martyn Lawrence Bullard, diseñadores de interiores en Estados Unidos. Fue allí donde también descubrí por primera vez a Jeff Leatham, un florista estadounidense con sede en París, a quien conocí desde entonces.

RU: ¿Cuál fue un momento que te cambió la vida?
SC: Sin intentar sonar demasiado profundo y personal, salir del armario fue el punto en el que me sentí más cómodo conmigo mismo. Finalmente sentí que sabía quién era y hacia dónde me dirigía. Ser capaz de ser sincero, feliz y honesto consigo mismo es el sentimiento más liberador, no solo a nivel personal, sino también creativo y, por tanto, profesional.

Todo encajó después de ese punto y supe exactamente quién era y hacia dónde me dirigía.

Fotografiado exclusivamente para D’Marge por Tintín Hedberg @ HELL STUDIOS - Prohibida la reproducción sin permiso por escrito.

1 de 11 2 de 11 3 de 11 4 de 11 5 de 11 6 de 11 7 de 11 8 de 11 9 de 11 10 de 11 11 de 11